Los «microvídeos» en Instagram y Vine: creatividad en menos de 15 segundos

La creatividad es necesaria en la comunicación y, por lo tanto, lo es también en los medios sociales. En los últimos años hemos vivido una avalancha de empresas que querían estar allá donde estaban sus consumidores, produciendo una saturación en aquellos que se encuentran al otro lado de la pantalla. Así, llamar la atención del usuario es cada vez más complicado teniendo en cuenta la cantidad de impactos que recibe a lo largo del día. Y más, si tenemos en cuenta que, como en otros medios como la televisión o la prensa, aprendemos muy rápido a detectar los mensajes comerciales e ignorarlos por completo.

Pero no todo iba a ser malo. Las redes sociales tienen algo que no lo tienen los medios tradicionales. Y es que aquí son los usuarios los que mandan y los que comparten aquello que les gusta o les parece interesante. En los medios sociales no vale venir a golpe de talonario a comprar GRPs ni impresiones, sino que hay que jugar a hacer contenidos lo suficientemente atractivos e interesantes para el usuario que le sea imposible resistirse a compartirlo con sus otros contactos. Sólo ellos pueden hacer trending topic una marca o campaña y eso sólo que consigue si utilizamos la creatividad