Las mejores campañas de la Navidad

El 2014 acaba de comenzar y, por lo tanto, damos la bienvenida a un nuevo año. Antes de nada, queremos felicitaros a todos este 2014: ¡Feliz año nuevo! Como cada enero, solemos echar la vista atrás y hacer balance. Aunque es el primer inicio de año de este blog, somos plenamente conscientes de que el ya finalizado 2013 ha tenido sus claros y sus nubes a nivel profesional, como sus antecesores, aunque hay que quedarse siempre con lo positivo, ya que en este sector ha habido grandes oportunidades. Por otra parte, aunque 2013 ya finalizó, a la Navidad todavía le quedan algunos días y podemos seguir disfrutando de las campañas publicitarias propias de estas fechas. Eso sí, a los spots y acciones más madrugadores se le han sumado ya los de felicitación del año nuevo, por lo que ya está casi todo el pescado vendido y es un buen momento para hacer un repaso de las mejores campañas de Navidad.

Está claro que hay una serie de anuncios de televisión, complementados por otras piezas planificadas en otros medios para lograr un buen mix, que dan el pistoletazo de salida a la Navidad. Si el inicio de la primavera -y el de otras muchas temporadas de moda y fechas comerciales- lo marca El Corte Inglés, podemos decir que no es Navidad hasta que vemos los míticos spots de Freixenet y de la Lotería de Navidad, entre otros, que todo el mundo espera con ansia.

No me hagas un viral, por favor

Con las Navidades y la dificultad para captar la atención de unos medios más saturados aún que de costumbre, llueven los intentos de ser “la campaña más viral de la Navidad”, algunos con más éxito que otros.

Ya comentábamos días atrás en este blog las campañas de la Lotería de Navidad frente al #hazteextranjero de Campofrío, o el milagro navideño de Westjet. Otras también han dado que hablar, como la campaña participativa de los 100 años de Freixenet (esta más centrada en el contenido de usuario). Ahora, compitiendo con el espíritu navideño llega una nueva campaña de KH7 que si bien cuenta con elementos de las anteriores (el prestigioso director J.A. Bayona, la figura del “famoso” que irrumpe de pronto en el storytelling de la campaña), parte de la base que convirtió en un éxito su campaña anterior: la sexualización de algo tan aburrido como un producto de limpieza.