En verano os puede cambiar la vida ¿Qué decís?

Agosto es ese mes en el que más de uno daría el botoncito de desactivar cuenta en Facebook, no solo para desconectar del mundanal ruido social sino porque lo que podemos encontrar en nuestro timeline ya lo sabéis, fotos de mojitos, de ubicaciones paradisiacas, de espetos de sardinas, de maravillosas puestas de sol, y un montón de situaciones idílicas más. Si estás en el lado de los que disfrutan del mes de vacaciones no te importará tanto ver este tipo de publicaciones pero si por el contrario estás en el asfalto con 40 grados a la sombra y sin más opción que la de estar tirado en un sofá porque no te puedes mover del calor, la cosa cambia. Y si encima a eso le sumamos que no tienes curro y te estás empezando a hartar de enviar curriculum y ver siempre las mismas ofertas tu mosqueo empieza a ser considerable. Pero ¿y si damos la vuelta a la tortilla y aprovechamos este mes para reoganizar nuestro futuro profesional? ¿Te has planteado salir de tu zona de confort y empezar a propiciar que sucedan cosas? Es cierto que a todos nos gusta estar cómodos pero cuando se está en este modo ameba que no nos permite avanzar hay que plantearse hacer algo diferente porque ”si haces algo puede pasar algo, si no haces nada no sucederá nada” (frase extraída del libro de Alfonso Alcántara @yoriento #SuperProfesional) Aunque esta afirmación pueda resultar obvia paraos un momento a pensarla y seguro que muchos de vosotros decidiréis empezar a actuar.

La estructura del Plan de Crisis

El Plan de Crisis, mal llamado en muchas ocasiones Plan de Prevención, es un documento que recoge todos los aspectos necesarios para afrontar una crisis. ¿Puede servir para prevenirla? Más bien no. Si tiene que pasar, pasará, pero sí puede servir para afrontarla minimizando los daños todo lo posible.

¿Cuál es la estructura de un plan de crisis? Cada maestrillo tiene su librillo pero, basándome en mi experiencia en la elaboración de este tipo de planes y en la gestión de crisis pura y dura, creo que hay un esqueleto básico que todo Plan de Crisis debe tener, sea cual sea la naturaleza, tamaño y organigrama de la empresa.

Unir las esfera “on” y “off.” ESA gran tarea

Cuando hablamos de movilización, casi siempre, queremos ir a la calle. La gente, caminando, en sus trabajos, en sus estudios, en sus entornos familiares y de amistad, es la que hace posible los cambios. La tecnología es solo un medio más. Y las personas hoy día, además de contar con nuestra vida “de carne y hueso” en muchos casos, tenemos una identidad digital más o menos trabajada, pero que ahí está, ocupando espacio, tiempo e importancia. ¡Ya no digamos los y las jóvenes! Por eso cada vez más lo que queremos llevar a la calle, queremos trasladarlo también a esa esfera “on”. Sí, hay campañas y acciones pensadas en exclusiva para uno u otro, pero, y esa es mi experiencia y lo que observo, para las grandes y transversales, la unión de las dos es importante.

Trabajo en Amnistía Internacional como Community Manager desde hace ya unos 7 años y he visto la evolución de ese matrimonio. He tenido la suerte de ser parte de ella. Cuando hablamos de un sector que primero toma las calles y es ahí donde se defiende históricamente bien porque la conoce y que cuenta con menos recursos que el privado, no deja de ser interesante observar ya no solo el cambio de “chip” que supone para sus miembros el integrar la parte digital sino también, ver cómo los procesos han cambiando.

Pantallazo para CS

 

Un MacBook, wi-fi y un pijama

8 cosas que todo CM freelance sabrá de qué hablamos.

La acuciante crisis económica de los últimos años, la precarización del mercado laboral y la búsqueda de nuevos horizontes laborales ha llevado a un combo vital a muchas personas de este país: ser Community Manager y ser freelance. Todo al mismo tiempo. No son muchas las empresas que pueden permitirse el sueldo mensual de un CM, con lo que la aparición del autónomo, junto las ganas de ahorrarse un dinerillo, es una realidad fehaciente en estos nuestros días. Eso nos lleva a un puñado de profesionales trabajando cada día en sus casas. Con su portátil, su wi-fi que pagan mensualmente a precio de brillante con nombre polaco, y su pijama de cuadros de H&M afelpado. Una situación que lleva a momentos cotidianos que cualquiera que entienda esto seguro que ha vivido alguna vez. Este es un post para sacar un poco de hierro al asunto y saber reírnos de nuestra realidad. No pretende ser un análisis concienzudo ni del intrusismo en el sector, ni de la precariedad freelance ni cualquier intelectualidad que alguno quiera darle.

Así que repasemos 8 momentos que cualquier Community Manager freelance ha vivido en sus carnes:

1.No tengo horarios, ¡soy libre! – Bueno, digamos que una libertad esclavizada. Sí, puedes tomarte una tarde libre de vez en cuando. O algún día levantarte tarde si la noche anterior se ha complicado. Incluso quedarte viendo los partidos de pelota vasca en Neox mientras desayunas. Pero el trabajo que tienes que hacer es el mismo, y hay que sacarlo. Puedes posponerlo, pero el trabajo no se esfuma. Ni a las 5 de la tarde puedes levantarte y olvidarte hasta la mañana siguiente. No amigo. Luego vienen los domingos por la mañana respondiendo comentarios en Facebook, las largas noches haciendo informes de analítica o la monitorización de un hashtag el día de Navidad.

¿Amor u Obsesión? Una Visión Sociológica sobre las Redes Sociales.

“Un ordenador es para mí la herramienta más sorprendente que hayamos ideado. Es el equivalente a una bicicleta para nuestras mentes” – Steve Jobs

Hace algún tiempo, mi amigo Sebastián Ruiz (@sebasgeek para los amigos) me echó un cablecito con sus reflexiones sociológicas sobre los cambios en el comportamiento de las personas a raíz de la consolidación de las Redes Sociales. Y hoy es el momento de escribir sobre ello.

Es bueno conocer el origen de los cambios y por esta sencilla razón quiero transmitiros mi visión sociológica de la comunicación 2.0. Los comportamientos humanos se ven influidos siempre por los grupos a los que pertenecemos por eso es extremadamente importante dar un paseo por la evolución tecnológica para conocer la socialización del individuo antes las nuevas herramientas de conexión grupal, las Redes Sociales.

Al igual que los historiadores clásicos nos decían en sus libros, que el mundo moderno surgía del derrumbe de la edad media en el siglo XV , y del salto cuantitativo de la masa social con la revolución francesa en el siglo XIX, en el  futuro los estudiosos afirmarán que fueron tres acontecimientos, localizados entre finales del siglo XX y principios del XXI, los que revolucionaron el planeta cambiando la forma de vida de sus habitantes para siempre: la aparición en 1991 de la web 1.0, la creación de las primeras redes sociales en 2003 y, la comercialización masiva en 2007 de los primeros smartphones.

8 novedades de Twitter que serán tendencia en 2015

Sí, es momento de empezar a recopilar lo que nos ha deparado el 2014, y sobre Twitter tenemos mucho que contar. Empieza por no perderte estas ocho novedades que debes conocer antes de que acabe el año y que marcaran definitivamente el que viene..

Nuevo algoritmo: Hasta hace bien poco, una de las principales características de Twitter era tu “Timeline” cronológico. Sin embargo, la red social ha comenzado a testear un nuevo timeline, basado en un algoritmo. Si un usuario interactúa con frecuencia con una marca y se ha perdido uno de sus tuits, Twitter lo destacará en la parte superior, perdiendo su orden temporal. ¿Qué supone esto en el día a día? Aquellos usuarios o cuentas con mayor interacción, tendrán todavía más opciones de que sus tuits sean vistos. Algo muy parecido a lo que sucede con el alcance orgánico de Facebook.

Las aplicaciones de móvil imprescindibles para un Community Manager

Como community managers muchas veces tenemos que hacer gran parte de nuestro trabajo desde el teléfono móvil, ya sea simplemente para revisar el estado de nuestros perfiles y páginas, para programar, publicar o para comprobar nuestras estadísticas. Otras veces, sin embargo, podemos aprovechar los tiempos muertos para anotar ideas, buscar inspiración, informarnos de las novedades del sector u organizarnos la agenda.

Por todo ello, cada vez dependemos más de nuestros smartphones y algunas aplicaciones se han convertido en imprescindibles puesto que nos facilitan el trabajo y todo nuestro día a día.

A continuación vamos a ver una selección de esas aplicaciones imprescindibles que nos hacen más fácil la vida.

Encuentra las cinco diferencias entre Community Manager y Vieja del Visillo 2.0.

Pero ¡¡¡qué bien que se está de vacaciones!!! Es la mejor época del año, donde todos descansamos de la rutina, las obligaciones, el estrés… Entramos en modo “ameba” y relajamos nuestra mente; algo que  es totalmente necesario. Pero no he venido a hablaros de lo que molan los mojitos: tener tiempo libre se agradece también para poder hacer reflexiones, así que aprovecho para compartir una con vosotros y de paso daros unos consejos sobre la profesión.

Estaréis de acuerdo conmigo en que nuestro trabajo es altamente cualificado y necesitamos de una preparación y formación extremadamente cuidada para que podamos entrar a formar parte de una marca y nos convirtamos en su altavoz online. Es importante evitar caer en una variante más de “andar por casa”, que yo califico como Vieja del Visillo 2.0. y a la que todos podemos evolucionar si no nos exigimos unos criterios de calidad mínimos.

Consejos para lanzarse como community manager freelance

La sexta edición del Curso en Community Management ha llegado a su fin y tras esta intensa formación de 4 meses seguramente estáis pensando ya en vuestra proyección como community managers. Algunos trataréis de encontrar un puesto de CM en la plantilla de una empresa, pero otros quizás os estéis planteando lanzaros al mundo del freelance. ¿Cómo hacerlo?

Tanto si eres alumno como un lector habitual de Código Social, me gustaría compartir algunos consejos que espero sean de utilidad al que esté pensando lanzarse por su cuenta.

Community Manager, ¿cuánto vale tu trabajo?

En un sector en el que no existen unas tarifas establecidas, esta es la pregunta del millón. Fijar un precio por nuestro trabajo de CMs no es fácil. Cuando además eres nuevo en esto y tienes que fijarlo por primera vez, la cosa se complica.

Todos corremos el peligro de pensar que valemos un Potosí y fijar unas tarifas astronómicas. Esto ha pasado mucho y, sobre todo en los primeros años, hay quien se ha forrado. Pero los clientes aprenden, salen al mercado, valoran ofertas y al final deciden, así que hay que procurar no salirse de los precios del mercado, ni por arriba, ni por abajo. Si te pasas, dejas de ser competitivo por exceso pero si tiras los precios, revientas el mercado y eso nos perjudica a todos.