¿Qué tipo de comprador online eres?

¿Os atreveriáis a comprar un piso únicamente visitando páginas online? ¿O sois de los que sólo compran productos que ya han visto en tienda? Los nuevos dispositivos e Internet han hecho que tengamos a nuestro alcance cualquier producto, en cualquier momento y en cualquier lugar.

El estudio realizado por la consultora Capgemini “The Digital Shopper Relevancy” nos dice que no hay sólo un tipo de consumidor digital. De este modo, diferencia a los consumidores en función de la forma en la que toman decisiones. También se desprende que los consumidores son cada vez más infieles, curiosos y expertos a la hora de comprar. Y no es para menos, teniendo en cuenta el número de herramientas  que tienen a su alcance. ¿Recordáis las fases del proceso de decisión de compra definidas en su día por el gran Kotler? Reconocimiento de la necesidad, búsqueda de información, evaluación de alternativas y postcompra. Como podéis ver, también ahora realizamos el mismo proceso, pero éste no es lineal ni tampoco físico. Además, gracias a la

The all channel shopping journey

Ahora, vamos a ver los diferentes tipos definidos por Capmegini. Leed atentamente e intentad responder:  ¿A cuál de estos grupos creéis que pertenecéis?

1. Tecno Shy shoppers 

Si hacemos una traducción literal, vendría a ser algo así como Compradores tecnológicamente tristes. A mi personalmente, me gusta más llamarlos “rezagados” (algún día dejarán sus miedos de lado). Su frase más común sería: “Quiero comprar como siempre lo he hecho” 

Tecno Shy Shoppers

2. Occasional online shoppers

Los compradores ocasionales tienden a comprar “un poco más” que los anteriores pero generalmente hacen la mayor parte de sus comprar offline. Prefieren que las webs estén en su idioma nativo y, más que para comprar, utilizan internet para buscar información sobre los productos, especificaciones, características y precios.

Occasional Online Shoppers

3. Value seekers

O demandantes de valor. Son consumidores sensibles al precio que saben lo que quieren comprar  o necesitan y suelen realizar sus pedidos influenciados por rebajas, gastos de envío (y devolución también) gratuitos y ofertas especiales. Las gangas nunca se les escapan.

Value seekers

4. Rational online shoppers

O compradores racionales online (aceptaremos “barco”, aunque algunos estudios demuestran que los consumidores son siempre emocionales e irracionales). En este grupo se encuentran los compradores que  confían en comprar online, conocen muy bien las características de lo que adquieren (productos tecnológicos y moda principalmente) así como las diferentes e-commerce en donde pueden conseguir lo que buscan. Saben lo quieren, dónde conseguirlo al mejor precio y cuáles son las condiciones (por ello son “racionales”).

Rational online shoppers

 

5. Digital Shopaholics

Son early adopters y normalmente hacen de evangelizadores del resto de grupos definidos. No tienen miedo a comprar en Internet y utilizan diferentes dispositivos tanto para comprar como para hacer el seguimiento de su pedido. Prefieren comunicarse online con el servicio al cliente de las tiendas y usan las redes sociales diariamente para evaluar los productos o contactar con las marcas.

Digital Shopaholics

6. Social Digital Shoppers

Dentro de este grupo se encuentran los jóvenes que confían en Internet y los medios digitales para realizar sus compras pero, por el momento, no tienen poder adquisitivo para realizarlas. Utilizan las redes sociales a diario.

Social Digital Shoppers

¿En cuál creéis que os encontráis? Personalmente, y según la definición de Capgemini, me encuentro entre la compradora racional (para la ropa) y la demandante de valor (cuando hay algún “chollo” en sites de cuponeo). Resulta imposible incluirse en uno solo de los grupos, ¿verdad?.

Más tarde, Capgemini muestra una comparativa por países del tipo de compradores existentes. ¿Cuál creéis que predomina en España? Aunque parezca mentira: el comprador “Tecno Shy Shopper”. Resulta curioso que aunque España sea uno de los países con mayor penetración de smartphones de Europa (y casi a nivel mundial), se usen tan poco para realizar compras. ¿No creéis? Sin lugar a dudas, España es un país de contrastes.

Por último, os invito a  leer el documento completo aquí (en Inglés) y a compartir vuestras impresiones con nosotros.

Author: Rebeca Huerga