Instagram Direct, ¿qué es, cómo funciona y cómo pueden usarlo las marcas?

Ya no tienes que compartir tus selfies, las fotos de tus relaxing cups of café con leche o los vídeos de tus adorables gatitos con todos tus amigos de Instagram. Ahora pueden quedar entre tú y un amigo en particular (ése que te entiende), o entre un pequeño grupo de hasta 15 personas, con los fantásticos filtros, pero en privado.

Hasta ahora, en Instagram había dos maneras de controlar quién podía ver tus fotos y tus vídeos. Si tu perfil era público, cualquier persona podía seguirte y ver todas las imágenes que colgabas. Si tu perfil era privado, tenías la posibilidad de aprobar a los seguidores que podían ver tus imágenes.

Captura de pantalla 2013-12-17 a les 17.11.42

 

Ahora, Instagram Direct da un paso más allá. Esta opción se ha diseñado en torno a la idea de que, a veces, no quieres compartir una foto con todo el mundo, ni siquiera con todos los seguidores que has aprobado. ¿Te suena de algo? Pues no, Instagram no se está convirtiendo en Snapchat (al menos, no todavía), pero sí que se está sumando a la tendencia de la comunicación usuario a usuario. La función Direct de Instagram se presenta como una de las últimas actualizaciones en la carrera que, desde los medios sociales, se libra para ganar el mercado de la mensajería instantánea. A principios de la semana pasada, Twitter añadía la posibilidad de etiquetar y colgar hasta 4 fotos y Facebook también ha reforzado su aplicación de Messenger en los últimos meses con los stickers, las llamadas gratuitas y el chat en grupo.

¿Cómo funciona Instagram Direct?

En la nueva versión de Instagram, que está disponible para usuarios de iPhone y Android, aparece en la esquina superior derecha un icono con una bandeja de entrada. Ahí es dónde nos llegarán a partir de ahora los mensajes con fotos privadas.

tumblr_inline_mxnh6fzpeS1qm4rc3

 

Si lo que queremos es enviar una imagen a unos pocos escogidos, sólo tenemos que seguir el proceso habitual de hacer o escoger una foto, editarla con los imprescindibles filtros y, en el momento de introducir el texto, veremos que hay dos opciones en la parte superior de la pantalla: seguidores y Direct. Al pulsar en esta última pestaña, podemos seleccionar a un amigo o a un máximo de 15 personas para enviarles nuestra foto o vídeo. Una vez enviada, un sistema de “checks” similar al de Whatsapp nos permitirá saber si esas personas han visto la foto o aún no la han abierto.

¡Por cierto! Si, a posteriori, nos arrepentimos de la foto que hemos enviado de forma privada, tenemos la opción de borrarla y conseguiremos que desaparezca del buzón de nuestros contactos, aunque ya la hayan visto. No nos podemos asegurar de que no hayan hecho una captura, pero al menos tenemos esa posibilidad por si enviamos la imagen sin pensar demasiado en las consecuencias.

¿Para qué puede servir?

Además de para compartir las imágenes que no queremos que sean del todo públicas, Instagram Direct puede tener más usos. Si estoy en un concierto y tomo una foto estupenda de mis amigos bailando como locos, puedo compartirla directamente en Instagram, como hasta ahora, pero también puedo enviarla como momento Direct a los protagonistas de la imagen para que la vean en ese mismo instante y no tengan que buscarla en su timeline. El servicio también permite dejar los comentarios a la foto privada. Así, podemos tener conversaciones privadas que sólo pueden ser vistas por las personas a las que hemos enviado la imagen.

Instagram Direct también nos permite a los usuarios poder intercambiar fotos sin seguirnos unos a otros. Por lo que, siguiendo con el mismo ejemplo, podemos compartir también nuestra foto con los miembros de la banda que da el concierto. Aunque no nos sigan en Instagram, si deciden aceptarla, podrán verla y comentarla.

¿Pueden enviarme fotografías personas a las que no sigo?

Sí, pueden enviártelas, pero eso no significa que tengas que verlas. Con la nueva función Intagram Direct, ahora, las imágenes de personas a las que no seguimos, entran en nuestra carpeta de peticiones, y nosotros decidimos si deseamos verlas o no.

Esto significa que cuando un seguidor te envía un mensaje a través Intagram Direct automáticamente entra en tu bandeja de entrada, pero si recibes una foto de alguien que no te sigue, esta imagen va a quedar en estado pendiente. Tú puedes aceptar el mensaje, rechazarlo o ignorarlo. Si lo rechazas, la fotografía desaparecerá en el eter del ciberespacio. Si ignoras el mensaje, éste se quedará en estado pendiente.

Éste puede ser precisamente uno de los aspectos más controvertidos del nuevo servicio. El punto débil de Instagram siempre han sido los comentarios “spam” que sus usuarios reciben continuamente. Supuestamente, con Direct se ha mejorado la seguridad de la aplicación.

De momento, Direct no nos permite guardar grupos ni se pueden ver las fotos en la versión web. En el blog de Instagram explican que los esfuerzos de los desarrolladores ahora se centran en terminar la primera fase de la implantación de este servicio y mantener su sencillez, pero la empresa ha anunciado futuras mejoras.

¿Cómo pueden usar las marcas Instagram Direct?

Con este servicio, sólo podemos enviar imágenes hasta a 15 usuarios cada vez, por lo que la idea no es la de “spamear”, sino personalizar al máximo nuestros mensajes y compartir nuestros contenidos con grupos específicos.

instagram direct marketing

 

Hay marcas que ya están utilizando el servicio para llevar a cabo concursos. La firma de moda GAP, por ejemplo, convocó a sus seguidores a colgar una fotografía con el hashtag #WIWT (What I Wore Today). Los primeros 15 participantes recibieron un mensaje vía Direct con la noticia de que habían ganado una mochila para el portátil.

instagram-direct-kardashiankollection

Otra marca de moda, Kardashian Kollection, se ofreció a enviar fotografías exclusivas de la campaña 2014 a los primeros 15 seguidores que reenviaran el mensaje original y utilizaran la etiqueta #KKDIRECT. En 19 horas se monitorizaron más de 4.400 entradas en Instagram con el hashtag, lo que proporcionó a la marca una tasa de difusión y engagement considerable.

Esta novedad permite a las marcas crear momentos especiales para sus mejores clientes, los compradores más activos o las personas que están más comprometidos con su comunidad. Por eso, esta herramienta puede ser especialmente interesantes para pequeñas marcas. Con Instagram Direct pueden lanzar acciones de marketing directo con poca inversión y mucho impacto. Algunas ideas fáciles de llevar a cabo podrían ser :

  • Concursos: Siguiendo la estela de GAP y Kardashian Kollection se pueden promover concursos entre los seguidores, por ejemplo, animándoles a hacerse fotos mientras se consume el producto estrella de la firma.
  • Lanzamientos exclusivos de nuevos productos: Una buena opción de fidelización puede ser enviar una imagen mediante Instagram Direct a los usuarios más influyentes. De esta forma se puede conseguir un buen flujo de entradas en Instagram referente a la marca en cuestión y conseguiremos alimentar la sensación de comunidad entre nuestros seguidores.
  • Mejorar la atención al cliente: Con Instagram Direct, las marcas pueden ofrecer una atención mucho más personalizada, privada y segura utilizando, por ejemplo, los chats que permite crear la aplicación.
  • Acercarse a los jóvenes: Instagram es un medio social especialmente atractivo para los más jóvenes, que son usuarios muy activos de los dispositivos móviles. Direct puede ser un buen canal para aproximarse a este grupo de forma personalizada.
  •  Ser noticia, pero de verdad: Los Community Managers podemos usar herramientas, ver estadísticas y estudiar informes para descubrir cuándo la mayoría de nuestros seguidores van a estar conectados. Pero con Instagram directo, nos aseguramos de que los seguidores con quien compartamos nuestras fotos o vídeos van a verlos la próxima vez que inicien sesión.

¡Eso sí! Como siempre, el sentido común debe primar, usar excesivamente este servicio puede llevar a muchos de nuestros seguidores a utilizar el temido botón de “dejar de seguir”. Los mensajes inteligentes, pertinentes y que aporten valor prevalecerán. ¿Listos para probar? ¡En marcha!

 

Author: Aida Sánchez