Cómo cocinar estrategias de marketing en Instagram y que estén de rechupete


Desde hace un tiempo vengo observando la actividad de las marcas españolas en Instagram, y tengo que deciros que me parece que a la gran mayoría se les ha olvidado los 3 pasos fundamentales para preparar una receta 10 en cualquier red social:

  • Seleccionar y preparar bien los ingredientes. Siempre debemos tener una estrategia de marketing preparada, no debemos de ir por libre e ir echando a la cazuela aquello que se nos ocurra que podría quedar bien.
  • Cocinar a fuego lento. Nunca debemos trabajar con prisa (si… lo sé… siempre se va con prisa pero hay que intentar tomarse su tiempo si queremos que la carne salga tierna). Las prisas nunca fueron buenas, ya lo sabemos todos, y cuando trabajamos sobre la presión del tiempo nuestro trabajo pierde calidad ya que nos volvemos descuidados y normalmente nos despistamos. Los detalles son importantes, todo tiene que estar perfectamente conectado y justificado en nuestra estrategia digital porque de esta manera el guiso estará más tierno.
  • Innovar. Este punto es importantísimo, y yo diría que es el pilar de cualquier receta que se precie. No conformarse con lo básico o lo que otros ya han hecho sino intentar buscar una fórmula que mejore lo presente es lo que hará brillar el guiso.

Una vez que tenemos en cuenta estos 3 pasos pocas cosas nos pueden fallar.

Instagram y las campañas de marketing digital sin sal

Pero ¿Qué ocurre con las marcas españolas en Instagram? No parece que acaben de tener su punto de sal, pese a tener más de 200 millones de usuarios y que estudios como el ofrecido por Simply Measured nos muestran que Instagram es la mejor opción frente a Facebook y Twitter para las pequeñas y medianas empresas. Es cierto que en España tenemos casos como Desigual, Pronovias o Movistar que despuntan en el desolador panorama; sin embargo la mayoría de las marcas que tienen presencia en esta red social se limitan a publicar contenido visual de sus productos, utilizar hashtags como si no hubiera mañana y realizar concursos entre sus seguidores utilizando la nueva moda del #regram. Quizás deberíamos de echar un vistazo a lo que se está cociendo por ahí fuera para darnos cuenta de que a nuestro menú le falta un poquito de sal:

  1. Carlsberg – #HappyBeerTime
    Calsberg para esta acción decidió crear la Happy Hour 2.0 que vino identificada por #happybeertime, donde en coordinación con ciertos locales de copas a los que les dieron un USB/4G que debían conectar a la televisión del local, decidieron invitar a los clientes a ampliar la happy hour y poder seguir disfrutando de las Carlsbergs. Los allí presentes tenían que publicar una foto en su perfil de Instagram utilizando 2 hashtags #ElNombreDelBar y #HappyBeerTime

  2. Ikea: Instagram Catalogue Website
    Ikea en Rusia ha decidido para dar a conocer su último catálogo a través de una cuenta de Instagram. Y no lo hicieron mal porque consiguieron con esta acción más de 15.000 seguidores en tan sólo unos días
  3. Topshop y la pasarela social
    Esta marca de moda es muy conocida por los grandes eventos que monta y las pasarelas que organiza. La asistencia a estos eventos suele ser multitudinaria y la actividad que genera en medios sociales también. Por eso han decidido aprovechar esta corriente para transmitir en directo a través de Facebook e Instagram su última pasarela permitiendo a la gente de todo el mundo que forme parte del evento en vivo, desde Londres a la vez que invitaban en cada foto a comprar el producto a través del link a la tienda online.
  4. Mercedes-Benz: el configurador de coches a través de Instagram
    Creo que ninguna marca de coches es capaz de imaginar que conseguiría atraer potenciales clientes a través de un configurador de coches utilizando Instagram.
  5. Kellogg: los desafíos de Instagram
    Kellogg ha decidido retar a los jóvenes a través de Instagram creando Nutri-Grain, para ello ha planteado 21 retos interactivos. Para completar el reto tienen que grabarse seleccionando el reto por el que quieren competir y colgarlo en Instagram.

Después de ver y probar estos guisos, creo que nos debemos de ponernos con las manos en la masa para conseguir que nuestras marcas despunten en esta plataforma ¿Quién se apunta?

Instagram Direct, ¿qué es, cómo funciona y cómo pueden usarlo las marcas?

Ya no tienes que compartir tus selfies, las fotos de tus relaxing cups of café con leche o los vídeos de tus adorables gatitos con todos tus amigos de Instagram. Ahora pueden quedar entre tú y un amigo en particular (ése que te entiende), o entre un pequeño grupo de hasta 15 personas, con los fantásticos filtros, pero en privado.

Hasta ahora, en Instagram había dos maneras de controlar quién podía ver tus fotos y tus vídeos. Si tu perfil era público, cualquier persona podía seguirte y ver todas las imágenes que colgabas. Si tu perfil era privado, tenías la posibilidad de aprobar a los seguidores que podían ver tus imágenes.

¿Contenido viral o acción viral? El caso de Vogue

Vogue ha empezado septiembre con fuerza por motivos muy dispares. No sabemos dónde se ha relajado Anna Wintour estas vacaciones pero es evidente que ha vuelto con las ideas claras. Primero cancelaron la portada a Miley Cyrus por sus provocativas apariciones recientes y más tarde han irrumpido en Instagram con la primera sesión de fotografías realizada íntegramente y exclusivamente a través la popular aplicación. En este post reflexionamos sobre lo segundo, claro está.

Los «microvídeos» en Instagram y Vine: creatividad en menos de 15 segundos

La creatividad es necesaria en la comunicación y, por lo tanto, lo es también en los medios sociales. En los últimos años hemos vivido una avalancha de empresas que querían estar allá donde estaban sus consumidores, produciendo una saturación en aquellos que se encuentran al otro lado de la pantalla. Así, llamar la atención del usuario es cada vez más complicado teniendo en cuenta la cantidad de impactos que recibe a lo largo del día. Y más, si tenemos en cuenta que, como en otros medios como la televisión o la prensa, aprendemos muy rápido a detectar los mensajes comerciales e ignorarlos por completo.

Pero no todo iba a ser malo. Las redes sociales tienen algo que no lo tienen los medios tradicionales. Y es que aquí son los usuarios los que mandan y los que comparten aquello que les gusta o les parece interesante. En los medios sociales no vale venir a golpe de talonario a comprar GRPs ni impresiones, sino que hay que jugar a hacer contenidos lo suficientemente atractivos e interesantes para el usuario que le sea imposible resistirse a compartirlo con sus otros contactos. Sólo ellos pueden hacer trending topic una marca o campaña y eso sólo que consigue si utilizamos la creatividad

Las Redes Sociales y la búsqueda de la rentabilidad

No es fácil crear una de las redes sociales más importantes del mundo. Y menos aún conseguir que sea rentable. Aunque muchas veces pensemos lo contrario, tener millones de usuarios no garantiza unos resultados positivos a fin de mes.

En este tipo de empresas los gastos son enormes (personal, servidores…) y la forma de hacer caja es muchas veces un dilema. ¿Un dilema? Sí, porque tradicionalmente la forma de monetizar un servicio de este tipo tiene 2 vertientes: o cobrar por el servicio o convertirlo en una plataforma publicitaria. Y, claro, cualquiera de las dos vías resta parte del atractivo inicial que la red social tenía para sus usuarios.

Instagram a toda máquina

Que el uso de Internet mediante el móvil es una realidad cotidiana no es sorpresa ya para nadie a estas alturas. Sin ir demasiado lejos, España está a la cabeza de Europa en el porcentaje de uso de smartphones, el 63,2% del total de teléfonos móviles son de este tipo, por lo que hoy por hoy a las marcas y compañías no les queda otra que apostar por aplicaciones móviles.

Instagram (perteneciente a Facebook) es una de las aplicaciones móviles más descargadas y a pesar de su liderazgo, es uno de los ejemplos más evidentes en el mundo 2.0. acerca del lema: Reinventarse o morir. Veamos por qué.

En la era de la imagen, ¿queda espacio para el texto?

En una época en la que la imagen se impone como formato a la hora de compartir y de consumir información, el texto va quedando relegado poco a poco a un tercer puesto, por detrás de la fotografía y el vídeo, y cada vez con menor presencia y tamaño.

Hablar sobre ello a través de un post no deja de ser contradictorio. Sin embargo, debemos defender también la virtud del texto. ¿Qué creéis que nos ofrece el texto que el vídeo o la fotografía no pueden ofrecer? Yo diría una reflexión más pausada, más profunda, con más matices, más cantidad de información condensada… Y, sobre todo, siempre será el contenido que menos “pese” en cuanto a tamaño y por tanto el más fácil de difundir desde ese punto de vista.

Andy Warhol, primer instagramer

Christopher Makos, Andy disparándome, y tú también, 1986 © Christopher Makos - See more at: http://lavirreina.bcn.cat/es/exposiciones/de-la-factory-al-mundo-fotografia-y-la-comunidad-de-warhol#sthash.buoI4mlt.dpuf

Hace escasos meses, el Palau de La Virreina de Barcelona acogió una imprescindible exposición titulada De la Factory al Mundo: Fotografía y la Comunidad de Warhol. La mayoría del espacio estaba monopolizado tal como prometía su nombre por una sucesión de instantáneas de la Factory y sus sospechosos habituales, fotografías con las que uno podía llegar a oler el aroma de esos días de vino, rosas y LSD. La sorpresa, al menos para el que esto firma, aguardaba al girar la última esquina. Allí, algo escondidas, se encontraba otra colección de imágenes que parecían no importar a nadie.